Con gran expectativa, llegó ayer viernes a la Delegación Municipal de San Antonio Este todo el equipamiento necesario para sumar nuevas instalaciones de gas en viviendas que no cuentan con acceso a la red troncal.

Se trata de una inversión del Gobierno de Río Negro en el marco del programa Plan Calor Garrafones, que consiste en la colocación y recarga de garrafones, más la instalación de los caños de gas internos, junto a la entrega de un calefactor y una cocina.

“A diferencia de la leña y las garrafas, los garrafones se recargan durante todo el año”, apuntó la secretaria de Estado de Energía, Andrea Confini, quien tiene a cargo la ejecución del programa y la coordinación de las cuestiones logísticas.

La funcionaria contó que “desde la Secretaría de Energía se hicieron los relevamientos previos y la semana pasada hubo inspecciones técnicas por parte de la contratista que ejecutará las instalaciones”.

“Ayer llegaron los equipos y empezaremos con la primera etapa, que abarca a un grupo de familias residentes en San Antonio Este que estaba esperando la instalación desde hace un tiempo. Aunque también en paralelo se atienden los requerimientos de aquellos que ya contaban con parte del sistema interno montado, por lo que ahora se les facilitan los garrafones, que era lo que faltaba”, explicó Confini.

En esta etapa también se incluirán los dos edificios donde funciona la delegación municipal y el cuartel de Bomberos Voluntarios.

En este marco, la secretaria de Energía resaltó la importancia de este programa, donde la Provincia hace una gran inversión en recursos propios ya que todo el montaje es gratuito para vecinas y vecinos, lo mismo que las recargas. “Para sostener este beneficio durante los 365 días del año el Gobierno de Río Negro destina más de $550.000.000”, apuntó.

Este año se estima invertir en obras unos $41.500.000 para alcanzar una cobertura total de 3.059 instalaciones, de las cuales 2.530 corresponden a hogares.

Se hizo saber que está previsto sumar 15 nuevos establecimientos estatales con abastecimiento a partir de tanques de gas para llegar a 529 instituciones públicas con servicio al terminar el año. En la mitad de estos inmuebles funcionan escuelas.